Murro: “Cuando las pasividades y salarios aumentan más que los precios es bueno para todo el país no sólo para jubilados y trabajadores”

06/02/2019

Murro: "Cuando las pasividades y salarios aumentan más que los precios es bueno para todo el país no sólo para jubilados y trabajadores"

Ministro de Trabajo en Arriba Gente
El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, participó en la mañana del martes 5 de febrero en el programa Arriba Gente de Canal 10. Durante la entrevista mantenida con Humberto De Vargas y Lorena Bomio, entre otros temas se refirió al aumento de los salarios y las jubilaciones por encima de la inflación, el crecimiento sostenido del registro de empresas de Industria y Comercio en el Banco de Previsión Social, la normativa vigente de incentivo a la generación de empleo e incluso al aniversario del Frente Amplio que se cumplía ese día.

Ernesto Murro (E.M): Un gusto, muchas gracias, feliz año para todos ustedes, para todo el equipo, para la teleaudiencia y muchas gracias por esta oportunidad.

Lorena Bomio (L.B.): Anda contento por el aumento de las jubilaciones, que ha sido por encima de la inflación, y usted lo destaca como un logro 14 años de subas por encima del nivel inflacionario.

E.M: Sin dudas creo que es una buena noticia para el país, 14 años continuos donde por primera vez en la historia del BPS, por ejemplo, todas las pasividades y los salarios aumentan por encima de los precios. Creo que esa es una buena noticia. Hace pocos días salía un estudio que ubicaba a Uruguay primero en la venta minorista en América Latina, o sea donde aumentó más la venta al por menor, la venta a los consumidores directos, a los ciudadanos por parte del comercio chico, el comercio minorista. Y decía que una de las razones justamente es el aumento de salarios y pasividades. Creo que eso es una buena cosa porque no solamente mejora para los trabajadores y los jubilados, sino también para el país. Eso es producto de los Consejos de Salarios, tuvimos el año pasado la ronda más grande de la historia en un año, en un año 198 Consejos de Salarios y se demostró que habiendo negociación colectiva en el sector privado, y además también en el sector público, mejoran los salarios, hay mejores condiciones para los trabajadores y para las empresas, eso hace que mejoren las jubilaciones y pensiones, todas, no solamente las del BPS, también la Militar, Policial, Bancaria, Profesional, Notarial, y eso dinamiza el consumo interno que hace que la gente cuando los salarios y las pasividades aumentan más que los precios, como viene sucediendo por primera vez en la historia, hace 14 años seguidos, eso es bueno para el país, no solamente para los trabajadores y para los jubilados.

L.B: Sin embargo hay muchos jubilados que todavía ganan menos de $ 15.000...

E.M: Sin duda, y por ejemplo eso sucede pese a que también hemos hecho cosas que nunca se habían hecho antes: primero, que funcionen los Consejos de Salarios, porque recordemos que estuvimos 15 años prácticamente sin Consejos de Salarios en Uruguay. Quizás la gente más joven puede creer que siempre hubo Consejos de Salarios, pero estuvimos casi 15 años que no hubo o que hubo dos o tres, y cuando eso pasaba disminuían los salarios y las jubilaciones de la gente. Además de eso hemos aumentado de forma importante el Salario Mínimo Nacional, hoy son $ 15.000, desde el 1.° de enero, aumentó un 11,5 %. Aumentó más que este aumento general de los salarios y de las pasividades, el aumento extra que se da en julio de cada año, una cosa que no existía en Uruguay, así que también 14 años que venimos dando además del aumento general que marca la Constitución en enero, un aumento extra para las jubilaciones más bajas. Por ejemplo, si no hubiésemos dado ese aumento extra, hoy las jubilaciones más bajas estarían en $ 4000, aun con Consejos de Salarios y dando los aumentos de enero. Hoy la mínima está en $ 12.000.

L.B: La contracara de todo esto es un tema que está en el tapete en esta previa del año electoral que tiene que ver con la sustentabilidad de la seguridad social y el déficit que le genera, yo se que a usted no le gusta hablar de déficit...

E.M: Y a algunos les gusta hablar de algunos déficit y no de otros...

L.B: ¿Es sostenible este esfuerzo que se está haciendo?

E.M: Sin duda que sí, es sostenible y es necesario. Pongamos un ejemplo de lo necesario: el sector rural, porque antes había una caja rural, por suerte ahora el BPS es todo uno. Si el sector rural tuviera su caja, como la tenía antes, la tuvo hasta la década del ochenta, hoy no podría existir porque hay que poner cada año, y yo creo que eso está bien que lo hagamos, creo que es necesario, creo que es parte de la solidaridad que la sociedad uruguaya tiene que tener con el sector rural de lo que hay que subsidiar al importante sector rural para que siga funcionando. Cada año ponemos 400 millones de dólares en el sector rural, porque el sector rural al BPS y al Fonasa por cada peso que paga recibe $ 3,68. Lo recibe en cuotas mutuales, en jubilaciones, en seguro de paro, en las asignaciones familiares, en licencia por maternidad. Esos $ 2,68 de diferencia los paga el conjunto de la sociedad, eso es necesario, hay que saberlo. Después he escuchado a otros que hablan de déficit y resulta que de la Caja Militar no hablan, y cuando se propuso un impuesto a las altas pasividades militares o cuando se propuso la reforma de la Caja Militar no la votaron. La Caja Militar se lleva 600 millones de dólares por año. Todo eso hay que ver y dentro de eso creo que hay que ver cómo seguimos periódicamente dialogando, haciendo estudios en serio.

L.B: Acá hace poquito estuvo Ramón Ruiz, el director en representación de los trabajadores del BPS, quien hablaba que las proyecciones para los próximos meses, cuando se hace el cálculo, sea 800 millones de dólares que tenga...

E.M: Yo le hablé de mí, Lorena, en este ratito, la mitad de eso son solo rurales y si le agregamos Caja Militar ya pasamos. Yo creo que hay que ser cuidadosos con esto porque, reitero, todos los sistemas de seguridad social del mundo, buenos, para los que les gusta hablar de déficit, son deficitarios. No hay sistema de seguridad social bueno que no cueste.

L.B: ¿Uruguay lo puede bancar?

E.M: Sin dudas que Uruguay lo puede bancar y creo que hay que seguir en este camino. Hay que seguir mejorando las jubilaciones porque esa es la vida de la gente, la gente tiene que vivir, y hay que ir periódicamente dialogando, estudiando, haciendo correcciones. Por ejemplo, esto que hicimos ahora con los cincuentones, 16.000 personas ya se cambiaron, ¿Por qué? Porque lo que se había hecho a ellos no les servía. Cuando se comprobó que no les servía se cambiaron. Y esas 16.000 personas ayudaron al país, además de ayudarse a sí mismas porque van a tener una mejor jubilación. A mí me hace mucha gracia cuando algunos quieren separar y dicen "la plata de los cincuentones no tiene nada que ver con el BPS". Tiene que ver, sí, porque cuando cuentan el déficit del BPS, los que les gusta hablar de déficit, cuentan lo que hay que pagar. Bueno, a esta gente hay que pagarle. Esta gente en este momento cuando decidió desafiliarse de las AFAP y traer su plata para el BPS están ayudando al país, porque esa plata que está en el fideicomiso de las AFAP le va a ayudar al Uruguay, ya le está ayudando.

Humberto de Vargas (H.V): Ministro, hay una cuestión que es bien clara, la gente se aferra mucho al argumento de decir cómo se hace para vivir con $ 12.000, cómo se hace para vivir con $ 15.000... yo creo que está bien clara acá la explicación que ha hecho usted con respecto a tener absolutamente claro que es obvio que una jubilación de $ 12.000 no es una jubilación que le permita a alguien vivir bien. También ha hecho una explicación clara de lo que hubiera sucedido si se hubiera seguido con otros regímenes de aumento, ¿en dónde estarían esas jubilaciones de 12.000? Pero entonces la pregunta que uno se hace, yo quiero ir un poco más allá porque veo que casi todos los partidos políticios nos hablan de que es necesaria una revisión de la seguridad social, pero no nos hablan de qué tipo de revisión. Usted por ejemplo nos está diciendo que una posibilidad puede ser la de ir haciendo determinado tipo de correcciones. ¿Pero no es necesario realmente una reforma? ¿No es necesario rever por ejemplo la edad, el tope jubilatorio? Yo sé que hay muchas voces en ese sentido que dicen no arreglamos nada aumentando la edad, porque da la sensación, para el común denominador de la gente, aporto más, el BPS va a tener más dinero. ¿Es necesario o no que todo el sistema político se ponga de acuerdo en encararlo como un tema, ya no diríamos a futuro, del presente, porque es para el próximo gobierno.

E.M: Está muy bien planteado lo que usted plantea, Humberto. Nosotros somos partidarios, lo hemos sido, lo somos y hemos tratado de hacerlo, de las reformas periódicas y con diálogo. Con diálogo con todos los sectores de la sociedad y periódicas. Reitero, yo lamento mucho que no pudimos reformar mejor la Caja Militar. Eso cuesta 600 millones de dólares anuales. Se hizo una reforma, la primera que se hizo después de 23 años, y esa reforma que se hizo está bien. Podría haberse hecho mejor. A nosotros nos faltaron votos para ser la mejor, pero los demás partidos se hicieron los distraídos, quizá por tratar de quedar bien con algunos militares. Nosotros somos partidarios de las reformas periódicas como hemos tratado de hacerlo. ¿Cuándo reformamos lo de los cincuentones? Cuando nos dimos cuenta de que ese era un problema y que había que resolverlo. Fíjense que es un problema que hoy ya ha beneficiado a 16.000 personas y seguramente van a ser algunos miles más. En el 2013 reformamos la licencia por maternidad y paternidad y eso fue una mejora. Nosotros venimos, por ejemplo cuando nos dimos cuenta de que las AFAP no rendían lo que habían dicho que iban a rendir se hizo un fondo para las personas afiliadas a las AFAP hasta los 55 años, y otro fondo que les dé algo más para los mayores de 55 años. Eso lo hicimos también ahora. Hay que ir viendo, cuando en el 2009 nos dimos cuenta de que la gente, y en particular las mujeres, tenían enormes dificultades para jubilarse, porque la ley del año 96 era muy exigente, cambiamos la ley en el 2009 después de un gran diálogo social, y eso hizo que 60.000 mujeres y miles de hombres se jubilaran, 30.000 mujeres que nunca se hubieran jubilado, que hoy están jubiladas y que no estarían jubiladas. Entonces para nosotros este es el camino, le hablo de la reforma del 2009, 2013, 2017. hay países por ejemplo como Japón que prevén que cada cinco años hay que revisar el sistema. Entonces yo creo que ese es el camino, sin shocks, sin leyes de urgencia como se quiso hacer en los noventa, sin reforma en el medio de las leyes de presupuesto, como se hacía hasta el 94, que ahí lo evitamos, propusimos un plebiscito, que lo propusimos a fines del 92 y lo votó la ciudadanía a favor en el 94, para que la seguridad social no se pudiera reformar por leyes de Presupuesto o Rendiciones de Cuentas. Porque en las leyes de presupuesto con 500 o 600 artículos metían cualquier cosa. Y eso lo promovimos los trabajadores y jubilados en aquel momento, con aquel ilustre hombre don Luis Alberto Colotuzzo.

L.B: Si tuviera que hacer una reforma en el corto o mediano plazo ¿cuál sería la próxima?

E.M: La que decida la gente.

L.B: Pero usted debe tener una propuesta en mente.

E.M: Ustedes saben que me gusta mucho la seguridad social, pero me gusta mucho más la democracia. Las reformas que haya que hacer son las que se dialoguen y se tengan el mayor consenso posible.

L.B: Pero se dialoga en base a propuestas ¿cuáles serían?

E.M: Por eso yo insisto en que esto que pasó con la Caja Militar es un mal síntoma. Porque si vamos a la responsabilidad de los partidos que se hicieron los distraídos, esos partidos en 1995 votaron que al año siguiente se debían reformar todas las cajas. Expresamente dicho la militar. Se reformaron varios años después todas las cajas menos la militar. Y cuando se va a reformar la Caja Militar dicen no.

H.V: Por eso yo le apunté en la pregunta al tema de que escucho a muchos políticos que están en las primeras líneas de sus partidos hablar de echarle mano al tema la seguridad social pero, como dice Lorena, no escuchamos propuestas que permitan que uno como ciudadano diga: "No, en esto están de acuerdo. A ver… yo creo que todos sabemos que hay determinadas decisiones que siempre tienen un costo político porque a alguien en el bolsillo le van a doler o un poco más o un poco menos. La única forma que yo conozco, que sé, que en una democracia ese costo político se reparta o se amortigue es que exista un acuerdo entre los partidos de decir: "Bueno, a este tema tenemos que llegar con tales y tales puntos". Pero usted está haciendo énfasis en lo de la Caja Militar porque justamente habla de un mal antecedente como para pensar en ese posible arreglo o consenso.

E.M: Yo creo Humberto que este debería ser un tema del mayor consenso político y social posible en el primer año de gobierno, del próximo gobierno. Sentarse…

H.V: Pero el compromiso no debería existir ya ahora que empezamos en la campaña política. O sea, no sería sentar una buena base.

E.M: Ojalá, ojalá. En el 2009 fue bastante así. Hubo un gran diálogo social, de ahí surgieron varias leyes. Se reformó el seguro de paro, se reformaron las jubilaciones, se reformaron luego posteriormente la licencia por maternidad. Y hubo un gran diálogo sobre todo social, con algún partido político, y yo creo que el ejemplo del 2009 es el ejemplo que quizás tendríamos que pensar para el 2020.

L.B: ¿Eliminar el IASS como propone Talvi del Partido Colorado? ¿Cómo ve usted esa propuesta?

E.M: El Partido Colorado y el señor Talvi están haciendo algo que creo que es absolutamente demagógico. Porque ellos cuando fueron gobierno les cobraron IRP, que el Impuesto a las Retribuciones Personales a todos los jubilados y a todos los trabajadores del país.

H.V: Era el famoso impuesto a los sueldos que nos venía de la dictadura ¿no?

E.M: No, no, no. Perdone usted Humberto, no venía de la dictadura. Fue creado en el 90.

H.V: En el 90, el IRP.

E.M: Y lo llegaron a pagar todos los jubilados y todos los trabajadores. Lo que pasa que ahora parece que algunos van a tener que tomar pastilla para la memoria.

L.B: Iba a preguntarle sobre algunos temas como ministro de Trabajo, pero me pongo nerviosa porque el tiempo pasa y quiero preguntarle tantas cosas. ¿Cómo advierte el tono de esta campaña que se comienza a perfilar? Acaba de acusar de demagógica, por ejemplo, a un sector de la oposición.

E.M: Sí, y lo hago con absoluta responsabilidad.

L.B: Porque también podemos leer entre líneas que usted habla, por ejemplo, del aporte que hace el Estado al sector rural y tiene que ver también con todo el discurso de Un Solo Uruguay de hace algunos días ¿no?

E.M: Sí, que yo lo vengo reiterando. Porque, yo reitero, puede haber gente que es política, y hace política y dice yo soy político y está bien. Y hay otros que no dicen hacer política pero hacen política sin decir que hacen política.

L.B: ¿Es el caso de Un Solo Uruguay?

E.M: Y de otros y de otros. Por ejemplo, cuando vemos lo que pasa con el sector rural (que yo reitero un subsidio necesario) lo que estoy diciendo es reconozcámoslo, sepamos que eso está ahí. Mire, por ejemplo, estos datos: si yo comparo un empresa de industria y comercio con una empresa rural, las dos igualitas, una empresa unipersonal con cónyuge, sin cónyuge, con hijos, sin hijos, con empleados, sin empleados, siempre comparo iguales, empresas iguales, de industria y comercio osea un almacenero, un carnicero, un panadero, un ferretero, una unipersonal, que hay 100 mil unipersonales en Uruguay. Entonces fíjese: Ejemplo 1, empresa unipersonal con cobertura de salud, con hijos y cónyuge, si es de industria y comercio paga $ 6.243, si es rural $ 3.994. En el caso del rural, además, se jubilan igual. Vamos a ver otro caso, lo más típico del sector rural: un matrimonio, una pareja, los dos se van a jubilar y los dos se van jubilar con la mínima de $ 12.000. Con cobertura médica, o sea con cobertura de salud, con mutualista, sin una empresa de industria y comercio paga $ 10.596, si es rural $ 5.473, la mitad. Esto hay que saberlo, esto es así. Entonces, nosotros decimos esto es un subsidio necesario. Ahora tenemos que ser conscientes de esto.

H.V: Yo le tengo que hacer una pregunta pero, como me voy a poner un poco belicoso, le voy a meter una pausa para que lo piense. Yo lo escuché en ese razonamiento, que ya lo había hecho anteriormente, ahora con números bien claros. Yo hay momentos en los que siento que usted tiene el convencimiento de que Un Solo Uruguay es un movimiento político y al servicio, evidentemente, de alguna consigna política ya establecida. Usted mucha veces cuando sale y se lo digo, inteligentemente a contestarle, y usted dice: "vamos a hacerle conocer a la población los beneficios que ya tienen para que comparen". Siento por momentos que es poner trabajador contra trabajador. Le voy a dar el tiempo de que me responda a esto porque sé que es algo que a usted no le gusta que se lo diga. Pero usted le responde a Un Solo Uruguay diciéndole: "Ey, vamos a comparar cosas". Pero si yo sigo los números que me dice, le preguntaría ¿y porqué no está lleno de gente en el campo trabajando si es tan beneficioso todo lo que el Estado le otorga al campo?

E.M: Nosotros no ponemos trabajadores contra trabajadores, ni empresarios contra empresarios, simplemente estamos diciendo que queremos que esto se sepa, porque cuando a los que les gusta hablar de déficit se habla de déficit, esto también es parte del déficit y esto parte de un subsidio necesario. Y que además yo personalmente contribuido a que esto sea así. Por ejemplo, los trabajadores rurales no tenían derecho al seguro de paro, ahora tienen. Los productores rurales son los únicos que tienen derecho a asignación familiar en determinadas condiciones. Los empresarios de industria y comercio no. Hemos contribuido cuando mejoramos la jubilación mínima. Entonces, el fenómeno de despoblación rural, que era un poco la pregunta que usted hacía Humberto, y de disminución la población rural y de productores es un fenómeno mundial. Que se da por diversas razones, de concentración de propiedad, de tecnología, porque a ver, al mismo tiempo Uruguay nunca produjo tanto en el campo como produce hoy. Nunca se produjo tanto. Estamos produciendo alimentos para 30 millones de habitantes, diez veces más la población del Uruguay. Y hay una disminución de productores, no la que se ha dicho. Eso también lo hemos demostrado. Yo no creo que ninguna empresa pague al BPS sino está en actividad. Y si uno analiza la cantidad de empresas de Industria y Comercio, registradas y pagando al BPS entre el 2006 y el 2018, estoy dando los últimos datos de 2018, ya pronto van a salir los de diciembre de 2018, en Industria y Comercio tenemos 55 mil empresas más registradas entre el 2006 y el 2018. Eso que están diciendo que cierran decenas de miles de empresas, no es cierto. Yo no creo que ninguna empresa esté pagando al BPS si no está en actividad. En el sector rural sí hay una disminución de empresas. En 2006 en industria y comercio teníamos 101.000 empresas hoy tenemos 156.000, hay 55 mil empresas más y crece todos los años. En el rural sí hay una disminución de 5 mil empresas, baja de 51 mil a 46 mil empresas en el período de 2012 que fue cuando hubo más hasta ahora. Y en Industria y Comercio además crece en todos los departamentos. Y acá también una reflexión al sistema político, todos en este país hemos defendido las estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas, del Banco Central del Uruguay y del Banco de Previsión Social, están siendo cuestionadas injusta e infamemente. Todo el sistema político debiera haber reaccionado a defender las estadísticas oficiales. Es más, me cuesta decir esto, ustedes me conocen, hasta en la dictadura se respetaron las estadísticas. Entonces cuidado con esto porque esto hace al sistema democrático. Por ejemplo, en el BPS hay un directorio plural, hay funcionarios de todos los partidos. En el Instituto Nacional de Estadística, lo saben todos los políticos de este país, hay funcionarios jerárquicos de todos los partidos.

H.V: No estamos hablando de un gobierno que deje su período maquillando números para que den mejor.

E.M: Entonces seamos cuidadosos con eso. Nos duele cada empleo que perdemos. Estamos preocupados por el tema del empleo. Y estamos trabajando, por eso este mes de enero empezó a regir la ley, que la comentamos acá, que propone y subsidia con 20 millones de dólares la creación de 5 mil puestos de trabajo: 15 millones para subsidiar salarios de obreros o trabajadores dependientes en el sector privado (25% del subsidio del salario para trabajadores hasta 45 años, 40% del salario para trabajadores mayores de 45 años), y otros 5 millones de dólares para subsidiar pequeños emprendimientos empresariales juveniles (jóvenes menores de 29 años). Hay distintas fórmulas pero promedialmente significa el 50% de las contribuciones que tengan que realizar esos emprendimientos.

H.V: En cuanto a la situación de pérdidas de trabajo, ¿es tan grave como alertan algunos empresarios y políticos?, ¿la perspectiva desde el Gobierno es que este año va a ser aún peor?

E.M: No, radicalmente no. Nosotros llevamos 14 años de gobierno. En los primeros 10 años junto a empresarios y trabajadores, porque no es sólo obra del Gobierno, creamos 300 mil puestos de trabajo, 300 mil empleos. Es una cifra impresionante. Es el doble de lo que creció la población del Uruguay en el mismo período de tiempo. En el mismo período de tiempo incorporamos 550 mil personas a la seguridad social. Otro hecho notable. Ahora, en los últimos 3 ó 4 años hemos perdido entre 45 y 50 mil puestos de trabajo. Y eso nos duele, nos duele cada puesto de trabajo. Y estamos trabajando para eso. Ahora, llevamos 15 años de crecimiento de la economía, están por salir los datos de 2018 y está previsto que en 2019 vuelva a crecer. Ya lo pronostican todos los organismos internacionales que en Uruguay en 2019 va a volver a crecer. Antes se decía que crecíamos por el viento de cola, y entonces el viento de cola que a nosotros nos empuja en Argentina y en Brasil va a en contra, porque lo que ha pasado con los salarios, lo que ha pasado con las jubilaciones, lo que ha pasado con la economía en Argentina y Brasil ni hablemos no. Humberto, Lorena no porque es más joven, pero nosotros nos criamos con aquello de que Argentina y Brasil estornudan y nosotros nos engripamos, Brasil está con 13% de desocupación después que disminuyó notoriamente derechos laborales y sociales. Argentina está con 10% de desocupación. Nosotros estamos 7 u 8% y nos duele, nos preocupa y está bien. El tema con eso es que hay gente que le gusta exagerar y que con eso va a obtener buenos resultados y le hace mal al país.

L.B: ¿Esa va a ser la tónica de esta noche en el festejo del Frente Amplio, repasar los logros?

E.M: No sabe cuánto le agradezco esa pregunta. En primer lugar para mí feliz cumpleaños, porque me siento parte de este cumpleaños, con 20 años tuve el orgullo y la satisfacción de ser fundador del Frente Amplio. Creo que es una gran cosa para el Uruguay estos 48 años del Frente Amplio. Vamos a estar allí en el Parque Rodó celebrando estos 48 años, creo que esto es parte de la vida del Uruguay, parte de lo que hay que seguir haciendo, hemos cometido errores, hay cosas que tenemos que corregir, pero sin duda que en nuestra opinión el Frente Amplio es la mejor opción para el Uruguay. Si uno mira 15 años de crecimiento económico, 14 años de crecimiento del salario y las jubilaciones que además crecieron 55% por encima de los precios, aumentan las empresas registradas en el BPS en el principal rubro que es Industria y Comercio; ahora, tenemos que seguir haciendo cosas y tenemos que corregir errores y metidas de pata que hemos tenido.

H.V: Ministro, más que amable ha sido, siempre quedan temas por tocar. Estaba tentado de preguntarle si iba a aplaudir más a uno que a otro en el acto pero no lo voy a poner en el brete.

E.M: Le contesto. Yo estoy apoyando al Frente Amplio. En esta etapa apoyo a los 4 candidatos. Después cuando se resuelva en junio seguiremos poniendo toda la carne en el asador, como toda la vida, con nuestros errores, porque esto es por la gente, no es por nosotros, es por la gente.

L.B: Pero en junio a quién va a apoyar?

E.M: Voto al lema.