01/08/2017

Panel disertó para avanzar en la prevención de conflictos

Mecanismo de prevención de conflictos es imprescindible para el desarrollo del país, sostuvo Murro
El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, disertó en el panel "La Negociación hacia la prevención de conflictos", en una actividad organizada por el MTSS, la Universidad de Montevideo (UM) y el Estudio Pérez del Castillo y Asociados. El decano de la Facultad de Derecho de la UM, Nicolás Etcheverry, dirigió unas palabras introductorias y posteriormente dio paso a los panelistas. Además del ministro expusieron el Dr. Santiago Pérez del Castillo y el Dr. Hugo Barreto.


A continuación compartimos la ponencia del ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro:

"Esto que estamos haciendo juntos, que para algunos puede ser raro, yo creo que es un buen ejemplo, y lo decía Nicolás (Etcheverry) en la introducción, de las cosas que podemos hacer, de cómo podemos avanzar. Nosotros creemos que la discusión, el análisis de estos temas hay que colectivizarlos, hay que democratizarlos, hay que abrirlos. Como muy bien decía Nicolás hay que luchar contra el antiísmo, el negativismo.
En algún par de entrevistas que me hicieron el fin de semana dije que estoy convencido de que hay gente que, aunque esté de acuerdo con algunas cosas, no las va a apoyar, aunque los beneficie no las va a apoyar porque hay gente que con este gobierno no quiere acordar nada. Y me hago responsable de lo que estoy diciendo. Y yo creo que tenemos que dar este salto, y por eso la importancia de este acto, que organizamos específicamente con la Universidad de Montevideo, con el Estudio Pérez del Castillo y con el ministerio, y lo queríamos hacer de esta manera.

Nosotros vamos hacia un 2018 que va a ser el año de mayor negociación colectiva en la historia del Uruguay; vamos a tener 173 grupos, subgrupos, capítulos y bandejas de Consejos de Salarios del sector privado, más la negociación del sector público, dado que tenemos,  o vamos a tener si se aprueba en el Parlamento, presupuesto por un año. Por tanto en el año 2018 se junta todo, y vamos a tener que bailar, y esto se ha transformado en una oportunidad para avanzar en estas cosas. Esto además haciéndolo de esta manera, donde queremos discutir públicamente, ampliamente, con todas las cámaras empresariales, con el movimiento sindical estas cosas, porque Uruguay necesita imprescindiblemente un mecanismo de prevención de conflictos para avanzar en su desarrollo. Como necesitamos mejorar en infraestructura, en productividad, en cultura del trabajo, necesitamos también esto para seguir avanzando en el desarrollo. Esta buena noticia de que estamos creciendo aunque Argentina y Brasil no crezcan, tenemos que consolidarla también con estos otros proyectos, estas otras políticas, entre ellas la de prevención de conflictos.

Nosotros hemos logrado con empresarios y con trabajadores que durante tres años, 2015, 2016, 2017, suspendieran el tratamiento de la queja y esa es una buena noticia, porque quiere decir que algo hicimos, entre todos, no solo el gobierno, para que esto sucediera. Uruguay no merece estar ahí e hicimos cosas para que eso no sucediera, y eso es buena cosa, pero ahora tenemos que avanzar más. Y lo vamos a tener que hacer además con desafíos muy importantes. Estamos lanzando el 2 de octubre un hecho que para nosotros (creemos que para todos los que estamos acá) y para el país, es trascendente en la mejora de gestión, en al simplificación de trámites, que es la unificación de la planilla del Ministerio y los registros del BPS, un hecho trascendente. Esto es bueno, bonito, barato, simplifica, eso de que tenemos que presentar la planilla y tenemos que presentar la nómina... bueno, el 2 de octubre arrancamos, todos los que quieran subirse, vengan. Y eso nos va a dar información también para estas cosas, a todos. Y por eso a partir de lo que fuimos avanzando, tuvimos una muy buena reunión por ejemplo con el Presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, el presidente de la Cámara de Comercio saliente, Carlos Perera y el presidente entrante, Julio Lestido, el 4 de julio, o sea este mes, y estamos conversando con distintas cámaras empresariales y le hemos hecho llegar a todas las cámaras empresariales después que volvimos de Ginebra, y después que en Ginebra acordamos con los representantes empresariales y con los representantes del PIT CNT cómo íbamos a seguir con esto de la queja en la OIT.

¿Qué es lo que acordamos en Ginebra tripartitamente, con la OIT? Que íbamos a enviarle los documentos principales, y ahí le enviamos las propuestas que se han llamado "las propuestas del ministerio" (si quieren llamémosla así, las propuestas del ministerio). No hay problema, porque estamos convencidos de ella, pero fueron conversadas todas previamente, no redactamos nada que antes no hubiéramos conversado previamente. Las dos propuestas, particularmente la de setiembre de 2016 y la de marzo de 2017, y también la propuesta empresarial de diciembre de 2016. Esas tres propuestas las hicimos llegar a las autoridades de la OIT, particularmente al Departamento de Normas. Hubo reuniones durante nuestra presencia en Ginebra con esa destacadísima e inédita presencia del Presidente de la República por primera vez en este evento y además como inaugurador de la conferencia el 5 de junio. Hicimos llegar esos tres documentos, porque eso fue lo que acordamos, y la OIT quedó en hacernos un informe sobre esos documentos. Seguramente se agregará a esto algún documento del PIT CNT, y luego la OIT nos hará llegar un informe sobre todo eso en los próximos meses. Sobre eso trabajaremos y si necesitamos (como ya lo venimos solicitando desde el 2015, desde el primer acuerdo tripartito que hicimos de suspensión en marzo de 2015) vendrá entonces la asistencia técnica de la OIT. Eso en caso de que con ese informe que venga previamente, no avancemos en un acuerdo. Y a partir de eso hemos decidido colgar esos documentos en la web del ministerio, desde el mes de junio, y enviárselo a todas las cámaras empresariales (también al PIT CNT, obviamente). Y en este camino, partimos de la base, además, de que hay cosas que nos dice la OIT y hay cosas que se están diciendo que nos dice la OIT. Por ejemplo, yo voy a tomar como base el documento de la OIT de marzo de 2010, del Consejo de Administración. Allí voy a leer primero las recomendaciones y después voy a ir leyendo punto por punto. Porque esto que decía Santiago Pérez del Castillo es así: nosotros creemos que la queja está resuelta con las propuestas de setiembre de 2016 y marzo de 2017. Vamos a tratar de darle elementos a ustedes, si desean estudiarlo, para avanzar en ese camino.
En las recomendaciones del comité de la OIT, del Comité de Libertad Sindical, de marzo de 2010 dicen, los dos puntos finales:

El comité estima que el ejercicio del derecho de huelga y la ocupación del lugar de trabajo deben respetar la libertad de trabajo de los no huelguistas, así como el derecho de la dirección de la empresa de penetrar en las instalaciones de la misma. En estas condiciones el comité pide al gobierno que vele por el respeto de estos principios en las normas reglamentarias que se dicten y en la práctica.

La segunda recomendación dice que: el comité pide al gobierno que en consulta  (y subrayo: en consulta) con las organizaciones de trabajadores y empleadores más representativas, tome medidas para modificar la Ley 18.566, a la cual ya se han referido Santiago y Hugo Barreto, que es la ley más actual de negociación colectiva, y además el Comité pide al gobierno que lo mantengamos informado.

¿Hicimos esto? Sí hicimos esto, hemos contestado todos los informes. ¿Hemos consultado? Sí, hemos consultado. Y sobre la primera recomendación, expresamente la respuesta en el punto 7 de la propuesta de setiembre de 2016, esa propuesta que se ha dado en llamar 'la propuesta del ministerio', pero que reitero, fueron todas previamente conversadas. Y en los puntos 1.9 y 1.11 de marzo de 2017 expresamente este tema, está previsto, como ya muy bien lo señalaba Santiago (Pérez del Castillo).

Por ejemplo, en este punto, en la propuesta de setiembre de 2016 decíamos, como punto 7: la realización de piquetes de huelga no podrá afectar el orden público ni impedir el acceso a las instalaciones de la empresa.
Y más detalladamente en la propuesta de marzo de 2017, en el punto 9 decíamos: en caso de ocupación y/o piquetes el ministerio, y eventualmente el Ministerio del Interior actuando conjuntamente y en coordinación con otros organismos que pudieran tener competencia, tendrá la facultad de intimar en plazo perentorio de 24 horas, salvo prórroga por acuerdo de partes, el cese de las medidas y el apercibimiento en el eventual uso de la fuerza pública. Y en el punto 1.11 decíamos: los piquetes dispuestos como medida gremial, por trabajadores y sindicatos, como por empleadores y sus organizaciones (porque han empezado a aparecer piquetes empresariales también en el Uruguay), deberán efectuarse pacíficamente, sin perturbar el orden público y permitiendo la libre circulación de personas y bienes y el derecho al ingreso en empresas o instituciones públicas o privadas. El incumplimiento de lo dispuesto habilitará al Ministerio del Interior, y en caso de corresponder en coordinación y participación de otros organismos, a proceder al restablecimiento de la actividad normal bajo  apercibimiento de uso de la fuerza pública.
Esta era una de las recomendaciones de marzo de 2010 del Comité de Libertad Sindical de la OIT, y creemos que está suficientemente respondida.

Y el otro punto era que en consulta con las organizaciones de trabajadores y empleadores más representativas, tomemos medidas para modificar la Ley 18.566 ¿y qué es lo que hicimos? Expresamente hicimos decenas de reuniones, ya avanzamos en acuerdos, y planteamos modificaciones a la 18.566.
¿Cuáles son las respuestas que tuvimos? Una respuesta interesante, sería, la de diciembre de 2016 de las cámaras empresariales, así la calificamos públicamente. Públicamente calificamos las propuestas de diciembre de 2016 de la Cámara de Industria y la Cámara Nacional de Comercio como propuestas serias y razonables. Pero además hicimos otras cosas, cuando ahora en estos meses de junio y de julio enviamos a todas las cámaras. Recibimos respuestas de la Cámara Nacional de Comercio, de la Cámara Mercantil y de la Confederación de Cámaras Empresariales del Uruguay. La Confederación de Cámaras Empresariales del Uruguay se presenta en representación de un conjunto de cámaras, y en esas respuestas nos llama la atención dos cosas. Por un lado se nos dice que las propuestas llamadas 'del Ministerio de Trabajo', las de setiembre de 2016 y marzo de 2017; 'no contemplan adecuadamente las observaciones oportunamente realizadas por la OIT', pero destacamos (destacamos, como cosa positiva), que tanto la Cámara Mercantil como la Cámara de Comercio (no así la Confederación Empresarial, representativa de una veintena de cámaras...) destacamos, que la Cámara Mercantil y la Cámara de Comercio nos dicen: "como ha sido tradicional desde esta institución quedamos a su disposición a los efectos que considere necesarios,  para avanzar en este tema de modo de construir relaciones laborales sólidas y una mejor cultura del trabajo en nuestro país".

Párrafo que valoramos, a diferencia de la respuesta que tuvimos de la Confederación de Cámaras Empresariales en representación de una veintena de cámaras (así se presenta), que tuvimos una respuesta diferente, nos dicen en la respuesta que no hemos cumplido con las observaciones de la OIT y al final nos saludan para seguir conversando pero no en el tono, yo diría propositivo, abierto, que hace la Cámara Mercantil y la Cámara de Comercio. Cosa que me interesa destacar, porque yo creo que este es el camino que tenemos que seguir.

La propuestas de setiembre de 2016 y de marzo de 2017 son complementarias, son perfectibles, son modificables, pero para eso tenemos que querer todas las partes, nosotros queremos.
Cuando vemos más en detalle las observaciones de la OIT, y tomamos como base el documento de marzo de 2010 (podríamos tomar el posterior de junio de 2013, pero son similares), por ejemplo, dice el comité de libertad sindical en el párrafo 389.1: "en lo que respecta al intercambio de informaciones necesarias a fin de facilitar el desarrollo de la normal negociación colectiva, todas las partes de la negociación gocen o no de personalidad jurídica deben ser responsables ante eventuales violaciones del derecho de reserva de las informaciones que reciban en el marco de la negociación colectiva".

Esto está incluido en la propuesta de diciembre de 2016 en el punto 1 específicamente. Vamos incluso más allá, estamos diciendo que los sindicatos que soliciten información, deben tener personería jurídica, aunque la OIT dice que pueden tener o no, siempre que sean responsables.
Otro de los comentarios que hace el comité de libertad sindical es, mismo párrafo 389.2, dice, en cuanto a la integración del Consejo Superior Tripartito, que debe haber igualdad de miembros para cada uno de los sectores. Esto ya fue resuelto en 2012 por la Ley 19.027: el Consejo Superior Tripartito tiene igualdad de miembros de los tres sectores: gobierno, empresarios y trabajadores.

En el numeral 3, dice: "la determinación del nivel de negociación colectiva bipartita, debería depender de la voluntad de las partes para que el nivel de negociación colectiva sea establecido por las partes y no sea objeto de una votación de una entidad tripartita". Esto ya está previsto en la 18566 y también está previsto en las propuestas de setiembre de 2016 y marzo de 2017 específicamente la atención a este aspecto.
El otro aspecto que habla de la recomendación en el punto 4 (comentarios en realidad) de la OIT, dice que "el comité espera que en aplicación de estos principios, todo convenio colectivo sobre fijación de condiciones de empleo sea el fruto de un acuerdo entre las partes tal como parecería prever el artículo en cuestión", y así fue previsto en el artículo 12 de la Ley 18. 566 vigente.
En el punto 5, el comité de la OIT dice que "estima por una parte que la negociación con la organización más representativa de nivel superior, solo debería llevarse a cabo en la empresa si cuenta con una representación sindical conforme a la legislación nacional", y el comité pide al Gobierno que tome las medias necesarias para que la regulación tenga plenamente en cuenta estos principios. Esto también está incluido en el punto 2 de la primera propuesta que hicimos en diciembre de 2015, y en el punto 3 de la propuesta de setiembre de 2016.

En el punto 6, dice "el comité de la OIT pide al gobierno que se asegure que en el trámite de registro y publicación del convenio colectivo, solo se realice el control de cumplimiento de los mínimos legales y de gestiones de forma, como por ejemplo la determinación de las partes y destinatarios del convenio con suficiente precisión y la duración del mismos. Esto también está incluido en el punto 4 de la propuesta de diciembre de 2015. Esta no la hemos destacado porque es la primera, incluía solo 4 puntos, y fue ampliada luego en setiembre de 2016 y marzo de 2017), y también en el punto 4 de setiembre de 2016.

Luego viene otro tema, conocido como la ultra actividad, el mantenimiento de la vigencia de las cláusulas, y dice el comité de la OIT "recuerda que la duración de los convenios colectivos es una materia que en primer término, corresponde a las partes concernidas, pero si el gobierno considera una acción sobre este tema, toda modificación legislativa debería registrar un acuerdo tripartito". El comité invita al gobierno a que discuta. Discutimos, y este punto está incluido en la propuesta de marzo de 2017 y ya había sido incluido también en la propuesta de setiembre de 2016, en ambos casos, puntos 3 de ambas propuestas.

Creo que tenemos otro tema que analiza el comité de libertad sindical y la comisión de expertos de la OIT, y que lo dicen en sus informes, y ese tema es el derecho de huelga. En Uruguay, como lo dijo el Presidente el 5 de junio, el derecho de huelga es un derecho constitucional, que además nosotros defendemos específicamente. El tema es que acá se ha entreverado otra discusión, internacional, y es que los empresarios en la OIT no quieren reconocer el derecho de huelga. Como sí se reconoce y está vigente, y lo defendemos, en Uruguay. Pero esa discusión, legítimamente pueden darla en esos ámbitos internacionales, en la propia Organización Internacional de Empleadores, pero eso no se puede colar en esta discusión. Se puede tratar, se puede analizar, cómo no, pero si queremos que el derecho de huelga no exista, en Uruguay va a existir, por lo menos mientras esté esta Constitución, y esperemos que la respeten todos los gobiernos cualquiera sea. Creo que a veces hay discusiones que ponemos en el camino, que no nos llevan a esos resultados que estamos viendo.

Se ha hablado también del tema del bipartismo y del tripartismo, y permítanos dar algunos datos de la realidad. Nosotros podríamos analizar esto particularmente en tres parámetros: los conflictos, los Consejos de Salarios, y la elaboracion de normas en el Uruguay. ¿Qué pasa con los conflictos? En primer lugar, ya algo señalaba Hugo, la atención de conflictos, no quiere decir la cantidad de conflictos, sino los que van al ministerio a que los atendamos en los conflictos, se ha multiplicado por cinco en estos 12 años. En 2005 iban al ministerio por conflictos, unos 350 por año. Hoy estamos en 1600-1700. ¿Qué quiere decir?, que empresarios y trabajadores quieren que el ministerio participe, porque no se ha multiplicado por cinco o por seis los conflictos, se han multiplicado por cinco o por seis los que van al ministerio a pedirnos que participemos, ¿y cuál es el resultado de la participación? 95 % de acuerdo.

Recién lo señalaba Hugo (Barreto), 130 cláusulas de prevención, 150 de paz laboral. Estamos hablando de segundo semestre de 2016 y primer semestre del 2017. Estamos hablando de casi 140 ámbitos de negociación y además de los otros conflictos que atendemos, que no son Consejos de Salarios.

¿Y cómo ha venido avanzando esto? Hoy tenemos (y no son estudios nuestros, hace poco publicaban el doctor Nelson Larrañaga y el economista Juan Manuel Rodríguez lo que se ha avanzado), entre el 59% y el 70% de cláusulas de prevención de conflictos en este último periodo del segundo semestre de 2016 y primer semestre de 2017. Estamos hablando de entre un 81% y un 90% de cláusulas de paz. Y nosotros, desde el ministerio, en cada conflicto, en cada Consejo de Salarios, en los de estos días, en los de esta semana, en los de la semana pasada, estamos promoviendo estas cosas como parte del proceso de negociación. Por ejemplo la semana pasada se firmó con la Asociación de Informáticos Judiciales, y tienen una cláusula de prevención de conflictos. Y así podríamos seguir, cuando se resolvió el conflicto hace pocos días de los 140 que iban a quedar desocupados en PUL en Melo, o el problema que tuvimos con Caputto en Salto y Paysandú. Y planteamos mecanismos de prevención de conflictos, no solamente en los Consejos de Salarios sino en los conflictos que nos fueron apareciendo día a día.

Un segundo parámetro son los Consejos de Salarios, tuvimos el año pasado, en diciembre de 2016, la mayor ronda con 118 ámbitos de negociación, cosa que ya dijimos va a ser superado el año que viene con 173. ¿Qué pasó en esos 118? En 112 de 118, empresarios y trabajadores votaron de acuerdo. Han disminuido los acuerdos tripartitos, es cierto. ¿Por qué han disminuido? Porque el Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Trabajo, establece determinados lineamientos y cuando esos lineamientos se superan, quiere decir que se otorga darle más a los trabajadores que los lineamientos del Poder Ejecutivo, el Poder Ejecutivo vota en contra o se abstiene. ¿Por qué hay 95% de acuerdo entre empresarios y trabajadores y 60%, 65% de acuerdos tripartitos? ¿Cuál es la diferencia de esos 30 puntos? Que se da más que en los lineamientos. Entonces primero: la negociación bipartita es posible, en Uruguay es posible. Se puede negociar bipartitamente por la 18.566 y el ministerio puede ni enterarse. ¿Pero qué es lo que sucede? Que en general se va al ministerio, o a registrar los convenios, o a hacerlos votar en el Consejo de Salarios, aunque sepan que el ministerio va a votar en contra o se va a abstener. ¿Y eso lo piden solo los sindicatos? No, también lo piden los empresarios, y esta es la realidad. Después podemos decir, y podemos ir a la OIT a decir otra cosa, o podemos decir en  la prensa otra cosa, pero esta es una realidad, esta es una realidad. Estos números están, ustedes los tienen, están publicados en la página del ministerio. Estamos tratando de que la página del ministerio publique al día todas las informaciones de la negociación colectiva, y eso ha sido destacado por empresarios y trabajadores. Esta mayor agilidad en la publicación de la información, que seguramente con el instrumento de unificación de planilla y registro de BPS desde el 2 de octubre será mejorado.

El tercer aspecto tiene que ver con la elaboración de normas. Hemos tratado particularmente en estos dos años y medio, de que una parte importante de las normas, de leyes, de decretos, de resoluciones del ministerio, pasen previamente por los ámbitos tripartitos; por el Consejo Superior Tripartito del sector privado, por el Consejo Superior de públicos, por el Consejo Nacional de Seguridad y Salud en Trabajo. Ámbitos que hemos dinamizado y que han producido una cantidad, una treintena de normas. Prácticamente se está produciendo una norma por mes, de origen tripartito o consultado o negociado, o acordado. Esto para nosotros también es una política, también es una práctica que con errores, con cosas a perfeccionar (sin dudas), con cosas que tenemos que mejorar (sin dudas), con cosas que tenemos que seguir aprendiendo (sin dudas), hemos tratado de ver. Distintos decretos de mucha importancia, y hasta normas.

Cuando asumimos teníamos la ley de trabajo nocturno, la teníamos que reglamentar, y convocamos a las 24 cámaras para ver cómo reglamentábamos esa ley, antes de hacer el decreto. Y ahora estamos enviando (luego de consultar a través del convenio 144), la ratificación del convenio de trabajo nocturno de la OIT. Lo que ha sido el decreto del recibo electrónico de sueldo, el decreto de las agencias de empleo privadas, del transporte de carga, de la formalización y seguridad de los repartidores a domicilio o deliveries (que recordemos estamos planteando la obligatoriedad de su formación y formalización desde el próximo 1ro de enero), distintos aspectos que hemos hecho respecto al alcohol y drogas en los lugares de trabajo, todo el trabajo que se hace a nivel del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). Instituto que ha cambiado sustantivamente, porque ha cambiado la actitud empresarial, porque ha cambiado la actitud de los trabajadores y porque ha cambiado la actitud del gobierno y de los representantes de la economía social y el cooperativismo. Ese instituto hoy tiene un mucho mejor desempeño y debemos seguirlo mejorando, entre otras cosas priorizando a los trabajadores y empresarios en actividad. Se ha creado un Área de Empresas que no tenía, porque el Inefop hoy también atiende a las empresas y ha multiplicado, fuertemente, por dos veces y media, las asistencias y las capacitaciones al sector empresarial en estos dos años. Lo que han significado distintas otras normas: como surge el fondo social metalúrgico, por ley, o como surge el fondo social de las trabajadoras domésticas, por convenio, u otros aspectos.

Nuestra práctica, con los errores que tenemos, con las cosas que tenemos que mejorar, es la del diálogo y la negociación. Por eso creemos y agradecemos, esto que Santiago decía, de que es una iniciativa laudable, de que tratamos de ser novedosos y de que tenemos que tener coraje para llevar estas cosas adelante. Ahora si la respuesta que recibimos es "no", "como viene del gobierno, no", como sabemos que esto existe en algunos sectores. Pero también sabemos que existen muchos sectores empresariales que quieren avanzar en este tema. Por eso nos congratula esta actitud que toma el Estudio Pérez del Castillo y la Universidad de Montevideo. Por eso queríamos avanzar en esto, porque tenemos que seguir avanzando en otras cosas. Estamos discutiendo a partir del Programa Tripartito de Trabajo Decente con los empresarios, con los trabajadores, con la OIT, temas trascendentes para el país como son los acuerdos comerciales (en los cuales tenemos que avanzar con cláusulas laborales); las cadenas de suministro, de valor, de producción; la productividad, Cultura del Trabajo, la asiduidad. Y estamos haciéndolo, se han hecho varias actividades, porque tenemos que avanzar en estos temas trascendentes para el desarrollo del país. Vamos a tener la oportunidad de que por primera vez vamos a tener en dos años, dos veces en Uruguay, al Director General de la OIT: estuvo en diciembre de 2015 y vuelve el 13 de noviembre. Esto es un reconocimiento al Uruguay, a lo que hacemos, no solo en el Gobierno. A lo que hacemos con los empresarios, con los trabajadores, a estas cosas que hacemos, a lo que estamos haciendo con el Programa Tripartito de Trabajo Decente, a estas posibilidades que tenemos de avanzar. Por eso creemos que es posible, creemos que con actividades como estas, se puede; que con voluntades como estas, se puede; ahora, todos tenemos que querer. Gracias.